Español / English

Servicios:

Asesoría Empresarial

Asesoría General

 

Artículos:

Perspectivas Económicas 2010 Los años 2008 y 2009 marcaron la peor recesión..

Ver más

 

01-Jun-2010

Perspectivas Económicas 2010

Los años 2008 y 2009 marcaron la peor recesión que el mundo ha visto desde 1930 y si bien se podría decir que esta crisis ya se detuvo sus efectos todavía están siendo sentidos en muchas partes del mundo.

Costa Rica es una economía que depende en más de un 50% de su mercado externo razón por la que la crisis mundial la afectó con un decrecimiento de su economía en el 2009 del 1.3%, una disminución de la demanda interna de un 10.2%, una disminución de las importaciones de bienes y servicios de un 16.5% y por sobre todo una disminución de la inversión extranjera directa de un 35.68%.

Los únicos aspectos en que Costa Rica se vio beneficiada durante el año 2009 fue una importante disminución de la inflación que cerró en un 4%, la cifra más baja de las últimas décadas así como de una sólida posición de las reservas internacionales del Banco Central de Costa Rica que cerraron el año en $4.067 millones que representó 5.7 meses de importaciones para un 16.8% del PIB.

Para el año 2010 las expectativas económicas del país son positivas. El Banco Central de Costa Rica estima un crecimiento económico de 3.2% para el 2010 y 3.6% para el 2011. Se estima que estas cifras son conservadoras dado que el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) ha venido creciendo a un ritmo mayor. Obviamente estas estimaciones se basan en nuestra dependencia del mercado externo y del modesto crecimiento que se prevé para la economía de los Estados Unidos.

Si bien la demanda interna ha estado creciendo a un ritmo del 3.5% anual factores como el turismo y la inversión extranjera directa juegan todavía un papel importante. Su completa recuperación se cree tomará todavía algunos años más en línea con la recuperación de los mercados externos de los cuales depende nuestra economía.

Uno de los factores críticos seguirá siendo el control de la inflación. Se estima que para el 2010 se mantendrá a un nivel bajo estimado en un 5%. El tema inflacionario debe relacionarse con la salud de las finanzas públicas que se vieron seriamente deterioradas para el 2009 al haber terminado con un déficit global de 4.3% luego de dos años anteriores de cifras globales muy bajas.
Si bien el Banco Central de Costa Rica asume que el déficit global será de 4.2% para el 2010 incluye un déficit de gobierno central de 3.8% que significa que durante el año deberá de producirse o una disfunción del gasto público o un incremento en los ingresos tributarios ya que su proyección al principio del año fue de 5%.

La inflación es crítica para el desarrollo sostenido de la economía. De un bajo nivel inflacionario depende que las tasas de interés en colones se puedan mantener a niveles que estimulen el crecimiento económico. Si se pierde control de la inflación las tasas de interés subirán lo que desestimulará la inversión y el crecimiento económico.

El tema crítico en esto sigue siendo el déficit del gobierno central. El nuevo gobierno de la república tiene ambiciosos planes de desarrollo que necesariamente requieren de recursos. Estos recursos no pueden provenir del Presupuesto Nacional que ya tiene encima una importante carga dejada como herencia por el gobierno saliente por lo que o se crean nuevas fuentes de recursos o se redimensiona el presupuesto actual para direccionar los escasos recursos a los programas prioritarios del nuevo gobierno.

El otro tema que cobra importancia es el cambiario. Durante los primeros meses del año 2010 la paridad del colón con respecto al dólar bajó de su nivel más alto casi un 15% pasando de ¢590.oo por dólar a ¢505.oo por dólar. Si bien a finales del mes de mayo el tipo de cambio se había recuperado todavía está como a la mitad de su punto más alto o sea a ¢545.oo por dólar.

Mucho se ha cuestionado el sistema de bandas que en la actualidad opera y que tiene una banda baja de ¢500.00 y una banda alta de ¢640.oo Existen temores que, como en el pasado, el tipo de cambio se sitúe en la banda superior. Esta situación parecería lógica al existir un déficit proyectado de la cuenta corriente del 3.8% para el 2010 y no habiendo una recuperación importante de la inversión extranjera directa y el turismo que son factores importantes que alimenten dicho déficit.

Las perspectivas para el 2010 son positivas pero no debemos de cuidar los problemas del déficit de las finanzas públicas como elemento importante en el control de la inflación que puede servir como motor del crecimiento o de ser mal controlada como freno al mismo.